La Coalición Prou Complicitat amb Israel y el movimiento BDS celebran la decisión de la selección argentina de cancelar el partido contra Israel

Agradecemos a los jugadores de la selección argentina el gesto de empatía hacia el pueblo palestino que sufre la ocupación y el apartheid, así como el reconocimiento de que jugar con Israel ‘No era lo correcto’.
Jugar con Israel contribuye a lavar la imagen de un país que ha asesinado más de 125 palestinas en la franja de Gaza desde 30 de marzo y ha herido a más de 13.000. Una de las víctimas más recientes es Razan al-Najar, enfermera de 21 años que recibió un disparo letal de una francotiradora israelí mientras atendía a heridos. 
Por otro lado, el partido cancelado iba a tener lugar en Jerusalem, cosa que implicaba también un gesto político de reconocimiento y normalización de la decisión unitaleral de Israel de declarar Jerusalén como capital de Israel, que va  en contra de la legalidad internacional. Según la resolución 181 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, conocida como la resolución de partición de Palestina, Jerusalén tiene un estatus especial como “Corpus Separatum” bajo la administración de las Naciones Unidas y la parte Oriental de Jerusalén es un territorio palestino ocupado por Israel desde la “Guerra de los 6 días” de junio de 1967.
Denunciamos que el Estado de Israel utiliza la cultura y el deporte para “limpiar su imagen” en un intento de cambiar la narrativa de brutalidad, racismo estructural y la ocupación, para asociar su imagen a personajes públicos y normalizar así el régimen de apartheid y de colonización denunciado en numerosas ocasiones por organismos de derechos humanos internacionales. En el caso del partido amistoso con Argentina, Israel había acordado pagar tres millones de dólares a la selección, acuerdo que incluía que los jugadores de la selección argentina harían un recorrido por la Ciudad Vieja de Jerusalén y que Messi besaría el Muro de las lamentaciones, en la parte ocupada de la ciudad. Este es un ejemplo de cómo Israel instrumentaliza el deporte para fines políticos, a los que hay que hacer frente.
Afortunadamente se está venciendo el miedo. Cada vez más artistas y deportistas hacen frente al racismo y el abuso de derechos; y hacen valer sus valores y su conciencia por delante de estos contratos de blanqueo de imagen. La selección Argentina y Messi serán recordados para decir “no en nuestro nombre” y ponerse del lado correcto de la historia: contra la ocupación, la colonización y el apartheid y en la defensa de los derechos humanos de las personas. Porque la lucha por Palestina es una lucha global por la libertad y la dignidad de todas las personas.
La Coalición Prou Complicitat amb Israel tenía programada una concentración esta tarde a las 19h delante del Hotel Reina Sofía de Barcelona, ​​donde se aloja la Selección Argentina. Mantenemos la convocatoria, que será un acto de celebración y agradecimiento hacia los jugadores. https://www.facebook.com/events/427819801023446/
Saludamos al pueblo palestino en resistencia y le hacemos llegar nuestra solidaridad!
No está solo y no lo olvidamos!
Viva Palestina Libre!
Boycot Israel!

Publicado en BDS, nomescomplicitats.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *